Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Vámonos de ruta por Asturias a conocer uno de los senderos más bonitos y espectaculares que jamás realizarás. Hablamos de la Ruta del Desfiladero de Las Xanas, ubicada en el corazón de Asturias, considerada como la “hermana pequeña” de la gran Ruta del Cares, además de haber sido declarada Monumento Natural en abril de 2002.

BANNER-RINCONES

El trayecto de ida y vuelta puede completarse en 3 ó 4 horas a ritmo tranquilo, en el que recorreremos sus 8 kilómetros de distancia (ida y vuelta), y salvaremos sus 500 metros de desnivel. Sobra decir que estos datos la convierten en una opción perfecta para hacer senderismo de montaña en cualquier época del año y por personas de todas las edades (en caso de ir con menores se recomienda vigilancia constante y sujeción de la mano o con cuerdas en la cintura).

Ubicada en el Concejo de Santo Adriano, la Ruta de Las Xanas comienza en la Zona Recreativa de El Molín de Las Xanas, ubicada a mitad de camino entre las localidades de Tuñón y Villanueva. La carretera ofrece numerosas curvas y bellos paisajes, por lo que es un valor añadido para los amantes de la motocicleta. Una vez hayamos estacionado nuestro vehículo en el parking gratuito, podemos enfundarnos las botas de montaña (sin duda obligatorias), y disponernos a pasar las próximas horas entre verdes bosques, impresionantes montañas, desfiladeros escarpados y un sinfín de sensaciones que no nos dejarán indiferentes.

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Para iniciar la Ruta del Desfiladero de Las Xanas, comenzaremos a subir la carretera que va desde el parking hasta un cartel indicativo de La Ruta de Las Xanas, donde realmente comienza el sendero (esto no nos llevará más de 200 metros). A continuación comenzaremos a subir por una suave pendiente marcada por terreno pedregoso donde ganaremos altura hasta vislumbrar a nuestra espalda los valles de Proaza y los montes que separan Teverga de Quirós.

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Pronto nos adentraremos en el desfiladero, atravesando túneles excavados en la roca mientras comenzamos a escuchar el sonido de las aguas del río bajo nuestros pies. Aquí debemos tener cuidado de “pegarnos” bien a las paredes y, si es posible, sujetarnos a las cuerdas de seguridad ancladas en la piedra, pues las cornisas dejan ver precipicios de más de 80 metros de profundidad.

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

En el transcurrir de la senda dejaremos de lado el desfiladero y nos adentraremos en un espectacular bosque de hayas y castaños, que nos trasladará a un entorno exótico lleno de belleza y hermosura.

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Al andar, nos encontraremos con un puente de madera que atravesaremos sin ninguna dificultad y, a partir de ahí, tendremos cuidado de tomar el sendero de nuestra derecha, el cual comenzará a subir por unas escaleras de madera hasta llegar a la parte alta del camino donde, tras un último esfuerzo de subida, llegaremos a la ermita de San Antonio, que marcará el final de la Ruta de Las Xanas.

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Ruta del Desfiladero de Las Xanas
Ruta del Desfiladero de Las Xanas

Desde allí las vistas son asombrosas, y atrás dejamos un marcado desnivel que bien merece un refrigerio y un merecido descanso.

Finalmente, la bajada y vuelta al parking transcurre en un abrir y cerrar de ojos, pues casi todo el trayecto transcurre en pendiente, dejando a su paso maravillosos paisajes, escarpadas montañas y un horizonte lleno de verde y abundante vegetación.

Y si quieres que tu mascota te acompañe, no hay problema, lo pasará genial. Por último, recomendamos llevar calzado de montaña, agua y algo para comer y, por supuesto, una cámara de fotos que inmortalice esta maravillosa ruta, la Ruta del Desfiladero de Las Xanas.


No hay comentarios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *