Qué ver en Santander

En el corazón de nuestra España Verde, en el norte peninsular, encontramos la hermosa ciudad de Santander, capital de la Comunidad Autónoma de Cantabria. Santander es una ciudad costera con personalidad propia que ofrece al viajero un perfecto contraste entre amplias zonas verdes y grandes playas de arena fina. Entre calles, deleitará nuestra vista con su pintoresca y monumental arquitectura señorial, sus vastos y entrañables paseos y jardines, así como con la manifestación de su arraigada tradición marinera, representada en su típico barrio pesquero. Una ciudad que enamora a primera vista y que, a cada paso, nos va dejando poco a poco sin palabras. Y es que Santander, seas quien seas y tengas los gustos que tengas, siempre te acogerá con extraordinaria hospitalidad y belleza.

BANNER-RINCONES

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber antes de visitar Santander: te ayudamos a organizar tu viaje, te informamos de todo lo que tienes que ver y hacer, te mostraremos sus playas, sus museos, su bahía, sus calles…, te diremos cuáles son los mejores restaurantes de Santander según los viajeros y, como siempre, te daremos algunas ideas y recomendaciones para que tu viaje se convierta en una experiencia única e irrepetible. Y dicho esto… ¡allá vamos!

Santander es una ciudad acogedora que ofrece al viajero un amplio abanico de posibilidades, desde conocer la bahía, visitar sus playas o caminar por sus parques y jardines, hasta pasear por sus elegantes calles y disfrutar de su sabrosa gastronomía en las variadas tabernas, bares y restaurantes que se encuentran repartidos por toda la ciudad. Pero… vamos por orden. A continuación te contamos qué te tienes que ver en Santander:

Cedida por santanderspain.info
Cedida por santanderspain.info

BAHÍA DE SANTANDER:

Te recomendamos darte un buen paseo por la bahía, considerada como una de las más bellas del mundo. Además, como nota de interés, te diremos que es la única bahía del litoral norte peninsular que ser encuentra orientada al sur . Desde ella podrás ver tanto la inmensidad del mar, como la majestuosidad de la montaña. A lo largo del paseo de la Bahía de Santander encontrarás lugares de gran interés turístico que sin duda has de detenerte a contemplar. Entre otros muchos te recomendamos ver la Avenida Reina Victoria, la Playa y Senda de los Peligros, el Museo Marítimo del Cantábrico, la icónica Grúa de Piedra construida entre los años 1896 y 1900 o el Palacete del Embarcadero, antigua aduana de la ciudad cuyo edificio fue levantado en 1932. Puedes ampliar tu catálogo de puntos de interés en nuestra sección web qué ver en Santander.

En el caminar, cerca del Club Marítimo, no olvides sacarte el típico selfie junto a las estatuas de Los Raqueros, y pasarte por la zona conocida como “PUERTOCHICO”, donde se encuentran atracadas numerosas embarcaciones deportivas y de recreo. En esta zona te recomendamos que des un maravilloso paseo en barco para disfrutar de las aguas del cantábrico. Junto al muelle te ofrecen excursiones al río Cubas, a Somo y a Pedreña, y te informarán debidamente sobre las salidas diarias de sus embarcaciones. Y después de tu viaje en barco, nada mejor que reponer fuerzas, para lo cual te recomendamos pasearte por las calles de Puertochico y disfrutar de sus tabernas, bares y restaurantes, especializados en mariscos y pescados de la zona.

Monumento Los Requeros
Monumento Los Requeros

BARRIO PESQUERO DE SANTANDER:

El típico barrio marinero de Santander, donde podrás visitar el muelle, la Lonja de Pescadores, la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen (patrona de los pescadores), la Dársena de Maliaño y la Estación Marítima. En este conocido barrio también se encuentran algunos de los restaurantes más antiguos y frecuentados de Santander, ¿su ubicación?, no tiene pérdida, en la zona se respira la autentica cocina marinera. Te recomendamos hacer una parada en uno de los restaurantes del barrio pesquero, tradición marinera con especialidad en pescados, mariscos, parrilladas y paellas.

.

ZONA CENTRO DE SANTANDER:

Es la mejor opción para pasear, ir de compras y, por supuesto, tapear y salir de copas. Lo primero que debes saber es que en la zona centro las distancias no son muy extensas, por lo que la mejor opción es ir a pié, así disfrutarás de todos y cada uno de los rincones que la ciudad te ofrece. Aquí podrás acercarte al Museo de Prehistoria y Arqueología, conocer la Plaza Consistorial (donde encontrarás multitud de comercios tradicionales y tiendas de ropa de las firmas más conocidas), la Plaza del Pombo y la emblemática Plaza del Cañadío, repleta de bares y tabernas donde podrás disfrutar de los típicos pinchos de la zona. No olvides visitar el Mercado del Este y el Mercado de la Esperanza. Finalmente, y parada obligatoria en tu paso por el centro de Santander, debes pasarte por una de las calles más antiguas: “El arrabal y la calle del medio”, ideal para ir de vinos y tomar unos buenos pinchos.

Cedida por santanderspain.info
Cedida por santanderspain.info
Cedida por santanderspain.info
Cedida por santanderspain.info (Museo de Prehistoria)

OTROS LUGARES DE INTERÉS TURÍSTICO:

Santander cuenta con un gran escaparate cultural, ofreciendo a sus visitantes la posibilidad de visitar el Museo Marítimo, el Museo del Agua y el Museo de Amigos del Ferrocarril; el Refugio Antiaéreo Plaza del Príncipe, el Centro de Interpretación de las Murallas (en la Plaza Porticada) o el Centro de Arte de Cabo Mayor. Podrás conocer toda la oferta cultural en nuestra sección qué ver en Santander. Si eres un amante de la arquitectura, no puedes dejar de visitar la Catedral de Santander y el edifico del Gran Casino de Santander.

Si te gusta la naturaleza, la fotografía, o simplemente disfrutar al aire libre, tienes que visitar la Península de la Magdalena, visita obligadas en tu estancia en la capital. El Palacio y los Jardines de la Magdalena abarcan una extensión de 24,5 hectáreas, y es uno de los lugares preferidos de todos los santanderinos y, por supuesto, de todos los que han visitado alguna vez la ciudad. Y es que la Península de la Magdalena lo tiene todo: parques, playa, zoo marino y, por supuesto, el imponente Palacio de la Magdalena. Esta zona es lugar idóneo para ir con niños y pasar un día en familia. Podréis dar una vuelta en el tren turístico, ver las focas y los pingüinos del zoo al aire libre, observar las réplicas de la Pinta, la Niña y la Santa María, comer al aire libre, daros un buen baño en la playa, pasear de la mano con tu pareja a orillas del mar, hacer deporte, leer a la sombra de un árbol entre la naturaleza… ¡Todo lo que quieras!

Palacio de la Magdalena
Palacio de la Magdalena
Cedida por santanderspain.info
Cedida por santanderspain.info

PLAYAS DE OBLIGADA VISITA:

Por último, no podíamos terminar este artículo sin citar las Playas de Santander. Cuenta con un total de trece, siendo éstas uno de sus mayores atractivos turísticos. A continuación te contamos las particularidades de las más destacadas, aquellas que no te puedes perder:

Playa de El Sardinero: Está formada por las conocidas como primera y segunda playa de El Sardinero. La belleza de la zona en que se encuentran, así como las características de las mismas (extensas playas de arena fina y dorada, aguas cristalinas, vistas extraordinarias…), las convierten en referente turístico internacional para miles de viajeros que cada año acuden a Santander para disfrutar de la hermosura y las posibilidades que ofrece la capital cántabra.
Playa de La Magdalena: Situada en la Península de la Magdalena es, sin lugar a duda, la playa que ofrece las mejores vistas de la ciudad. Su fina arena dorada en armonioso contraste con los Jardines de la Magdalena, hacen de ella el lugar idóneo para pasar el día, pasear al atardecer, jugar con los niños o, simplemente, contemplar la belleza y majestuosidad del paisaje.
Playa de Mataleñas: Situada entre Cabo Menor y Cabo Mayor, y con una longitud de 230 metros, la Playa de Mataleñas se esconde entre imponentes y abruptos acantilados, lo que la convierte en una playa de gran belleza paisajística, ofreciendo al visitante una impresionante experiencia.

J. D. S. G. Flickr Licencia CC
J. D. S. G. Flickr Licencia CC
Alberto Varela Flickr Licencia CC
Alberto Varela Flickr Licencia CC

RECOMENDACIONES:

  • No olvides hacerte una foto en la conocida como Playa del Camello. Su nombre se debe a la forma que adoptan un conjunto de rocas cercanas a la orilla, cuando baja la marea.
  • Si viajas dos o tres días, visita todas sus playas, seguro que no te arrepentirás.
  • No olvides visitar el Faro de Bellavista, ubicado en Cabo Mayor. No te llevará más de media hora. En la zona hay un bar donde poder tomar un refrigerio y acercarte a ver los escarpados acantilados del cabo sobre el que se levanta. Unas vistas que te dejarán sin palabras. Si vas en épocas de frío, llévate ropa de abrigo, allí el aire es fresco y sopla muy fuerte, por lo que puede que te destemples o, en el peor de los casos, te cojas un resfriado.
  • Referente a la gastronomía, no puedes marcharte sin probar sus productos frescos y de calidad. Recomendamos sus mariscos (nécora, centollo, percebe, pulpo y bogavante) y sus pescados (bonito de Laredo y sardinas). Tienes que probar el puding de cabracho, los mejillones en salsa, las anchoas de Santoña, las almejas de Pedreña y los calamares; todo ello sin olvidar la paella marinera o un delicioso arroz con bogavante. Si eres más de carne, no te preocupes, tampoco te va a faltar ¿Qué te parece un chuletón de buey o un buen entrecot? Carne, pescado, cuchara… da lo mismo… ¡todo estará delicioso!

Así que ya lo sabes, si quieres vivir un viaje a Santander lleno de emoción, sorpresas, encanto y diversión, toma buena nota de todo lo que te acabamos de contar, porque hará de tu viaje, una experiencia única.

España Única… donde tus sueños te lleven.

.

No hay comentarios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *